domingo, 11 de diciembre de 2011

CUENTO DE NAVIDAD


"El recuerdo, como una vela, brilla más en Navidad". Charles Dickens.

Corrían tiempos complicados, circunstancias vitales adversas para Nica, en un ambiente prenavideño que impregnaba sus días de nostalgia.
Todo hacía presagiar que era un sábado normal: Se levantó temprano para asistir a su curso y a la llegada a su humilde morada todo estaba como siempre... Pero de repente cuatro renos salieron de detrás del sofá cantando un mágico villancico compuesto para la ocasión. Ella aún no lo sabía, pero el villancico narraba todo lo que le esperaba ese fin de semana que empezó como otro cualquiera pero que acabaría siendo inolvidable.
Los cuatro renos la coronaron con un glamouroso gorro de Papa Noel con incrustes de estrellitas, unas gafas de sol de lo más fashion y un buen colorete que alegró su rostro pálido.
Un Volskwagen Polo del 99 hacía las veces de trineo navideño capitaneado por cuatro renos y una Mama Noel. El trineo partió raudo y veloz y aterrizó en un mágico lugar de las montañas.


 
El inmenso abeto navideño del Hotel el Muntanyà les dio la bienvenida. Se encontraban en pleno Parque Natural del Montseny y el espíritu de Nica ya empezaba a renovarse.
Los renos la condujeron a uno de los 31 apartamentos, todos con vistas al Parque, que habían reservado para la ocasión. Le cocinaron una rica comida y sirvieron la mesa.


Una vez lleno el estómago, cuando ya no esperaba más sorpresas, la acompañaron hasta un recinto lleno de magia donde un ambiente de relajación lo impregnaba todo. Se llamaba Spa.

 

 
En ese momento una chica que se presentó como una Elfo ayudante de Santa Claus, vino a buscar a Nica y la separó de los renos. Ella se encontraba muy perdida porque no sabía donde la llevaba.
Atravesó esta sala:
 


Y llegó a otra más pequeña... ¡Olía muy bien!

Entonces señora Elfo le explicó a Nica que los renos le habían pedido un masaje para ella en el que tenía que poner grandes dosis de mimo. Además del mimo, utilizó aromoterapia y unas piedras calientes con las que se ayudaba muy sabiamente. Era una señora elfo muy experta en masajes.
Los renos esperaban a la salida con caras de satisfacción. Era momento de volver al apartamento envuelta en una atmósfera de aromas increibles y bienestar infinito.
Una vez allí, sugirieron que Nica se tumbara un ratito en el sofá mientras preparaban la cena. Como comprenderéis, aquello ya superaba los límites del confort.
Cuando estaba desprevenida, le taparon los ojos inesperadamente. Volvía a estar desorientada ¿Qué más podía pasar? Entonces sucedió algo increiblemente hermoso: al destaparle los ojos los renos se habían convertido en princesas de cuento, con maravillosos vestidos y, lo mejor es que delante de Nica también había un precioso vestido que se puso inmediatamente (esto en lenguaje cristiano es que mis queridas amigas, hasta ahora aderezadas con diademas de renos, se trajeron al Muntanyà  sus vestidos de novia y también el mio).
Cuando le quitaron la venda de los ojos y las vio tan preciosas comenzó a saltar como loca, era un acontecimiento único: todas vestidas de novia, excepto la que aun nos quedaba por casar que hizo las veces de novio de todas.
Sí, ya lo se, Nica y sus amigas están fatal. Pero que reportajes de fotos, que cantidad de posados. ¡Cuantas risas! Que maravilloso catálogo de Novia-España salió de allí.
Cenaron, tomaron, rieron... Y cuando ya tuvieron bastante salieron a tomar el aire puro de las montañas. ¿Quien no ha visto a cinco novias locas caminando por el Parque Natural del Montseny a las 3 de la mañana? Suena a estar como cabras, ya lo se, pero ellas son así.
El finde concluyó con una comida de familia a la que se unieron los príncipes azules de los renos y el Papa Noel convertidos en princesas y la hermana de Nica.
Y este post concluye con una recomendación al  Hotel el Muntanyà en el Parque Natural del Montseny a media horita de Barcelona, que no te puedes perder, en la modalidad que sea: viaje de amigas, pareja o familia.  
Concluye, también, con un agradecimiento infinito a Madu, Ras, Luca y Maes, las queridas perias de Nica y a su amiga-hermana Piguel, así como a los príncipes azules,  que nuevamente estuvieron ahí, sosteniéndola y alimentando su espíritu y su alma a base de mimos, locura y risas infinitas.

7 comentarios:

  1. Nica, te felicito por tener unas amigas tan estupendas. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. que guaiiii....y que locura!!!jajajja

    Un besito preciosa

    Berta

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuando estrenana está película?

    Fabulosa historia convertida en realidad.

    Ahora si podemos decir que existen los Cuentos de Navidad y estos se hacen realidad.

    Felicidades.

    Tu seguidor incondicional.

    ResponderEliminar
  4. Hola! Aquí una de las integrantes
    del perias club. Al final vamos a tener que comprar la patente pa que
    no nos usurpen el nombre jaja!
    Madu sabes que volveríamos a hacerlo mil veces más, porque nuestra locura es así de maravillosa e impredecible. Y lo que nos queda por delante! Nunca me cansaré de decirlo: Qué vivan las perias, ejemplo de amistad incondicional! Loviu muak

    MAES

    ResponderEliminar
  5. Gracias chicas queridas por vuestros comentarios... Gracias a ti también chico guapo!
    Un besazo a tod@s.
    Muaka!

    ResponderEliminar
  6. Primero ha sido una sensación de nostalgia, luego esa sonrisilla dibujada en la cara, seguida de una gran carcajada. Luego los ojillos vidriosos y finalmente esa sensación de decir, Si señores sí. Yo soy una de ellas. He sentido orgullo. Orgullo de tener cerca gente maravillosa con la que puedas mostrarte tal y como eres, TAL Y COMO ERES. Sin necesidad de esconder ni un ápice de locura, de niñez o de no cordura.Pero sobretodo orgullo de seguir unida a eso tan maravilloso y difícil de mantener. LA AMISTAD. Viva Rudolph y su séquito. Vivan las Perias! CT de Dann

    ResponderEliminar
  7. Pero qué suerte que tienes! Consérvala siempre,guapa, porque aunque parezca un topicazo la amistad es el mejor regalo que puedes recibir!
    Un besico
    Yolanda

    ResponderEliminar

Un comentario tuyo es la mejor recompensa. Gracias ;)