domingo, 18 de diciembre de 2011

ANOCHE ESTUVE EN AUSTRALIA (I)



"Un viaje de mil millas comienza por el primer paso" Lao Tsé.

Hay noches en las que tengo problemas para conciliar el sueño y no me gusta nada esa sensación de dar vueltas sobre tu propio eje sin poder dormir. ¿Qué hago? Elijo destino, respiro hondo y me voy de viaje.
Siempre digo que lo bueno de haber estado es que luego puedes volver cuando quieras pero ahora sin vuelos, sin trámites ni visados, ahorrando la parte mala y disfrutando sólo de la buena: de los paisajes, de las comidas, de los olores y las sensaciones.
Este verano estuve en Australia y anoche volví sin tener que volar durante 25 horas. Esta vez cerré los ojos, me lo propuse y me planté allí en un sólo segundo.
¡Voilà! estoy en la otra punta del mundo, en este maravilloso país - continente, llamado AUSTRALIA.
Me teletransporto directamente a Sidney y, de paso, teletransporto también a mi chico.

Paseamos por su Jardín Botánico donde casualmente coincidimos con un grupito de niños que aprenden a apreciar las maravillas de su flora autóctona. 


Caminamos unos metros más y tenemos la primera vista de ese  prodigio de la arquitectura, llamado Sidney Opera House. Vemos también el Sidney Harbour Bridge y los ferries que zarpan contentos desde la Circular Quay.


¡Mmmmm! Tenemos hambre, así que reponemos fuerzas disfrutando de todo el sabor de la cocina de Malasia en el, totalmente recomendable, Restaurante Chinta Ria en Darling Harbour. El enorme buda de la entrada nos da la bienvenida.

Vamos a ver atardecer caminando por la Ruta Pintoresca de Manly (Sydney Harbor National Park). Diez km de rutita increíble en pleno Parque Natural Paradisiaco tan cerca de la ciudad. Las vistas de Sidney desde aquí, son espectaculares.


Es hora de ir en busca de nuestra autocaravana de alquiler, sin duda la mejor opción para empezar a hacer km por este país de dimensiones extraordinarias (la empresa Backpacker tiene desde las más sencillas hasta las más estupendas a precios más que razonables). Este es el momento en el que me subo por primera vez y voy tiesa con la sensación extraña de conducir un vehículo de tales dimensiones y ¡Por la derecha! Pero en cinco minutos me habitúo y disfruto de los paisajes que nos sorprenden nada más abandonar la ciudad: enormes extensiones de tierra que la vista no alcanza a abarcar, agua dulce y salada, dunas de kilómetros, caballos salvajes, mimosas en flor... ¡Así es Australia!

Las playas como la de One Mile, Byron Bay o Seal Roks son idílicamente bellas y los vigilantes son enormes pelícanos que otean el horizonte desde lo alto de las farolas.


La carretera nos reserva interminables sorpresas: lo mismo avistamos ballenas que paramos en un mercadillo de lo más freak donde puedes encontrar de todo (desde galletas hasta coches, pasando por ropita de muñecas).

Y atravesando el Myall Lakes National Park vemos ¡Nuestros primeros canguros!

Es un país indescriptible. Los lagos se mezclan con el mar, con las selvas tropicales y las dunas. Todo es de una belleza absolutamente evocadora.

El rio Nambucca nos ofrece este espectáculo al desembocar en el Pacífico.


Atravesando parajes inmensos, entre selvas tropicales y un mar impresionante, llegamos a la Pelican Bay donde los pescadores acaban su jornada alimentando a sus incansables compañeros: los pelícanos del lugar.

Siempre tienes la sensación de estar rodeado 360º por un paisaje infinito.

Ahora estamos en Port Macquarie donde nos ha sorprendido una buena tormenta así que hemos hecho un alto en el camino. Nos encontramos en un mirador en primera linea de mar y estamos de relax total. Yo escribo mientras un chico muy guapo cocina unos ricos spaghetti... Él no lo sabe, pero lo estoy mirándolo casi como si fuera la primera vez, contenta de poder hacerlo once años después. De fondo suena Sabina y Serrat. La lluvia cae sobre el techo de la autocaravana y a mi me invade una sensación de bienestar tan absoluta, que no me importa nada que se nos haya aguado el plan.

7 comentarios:

  1. Hola Nica, estupenda esta primera etapa de tu viaje por Australia, espero que la siguiente no se haga esperar mucho.
    Los retroviajes desde la cama cuando el insomnio se hace presa de nosotras es mal compañero, pero si sabes volar, te transportas a esos momentos inolvidables y casi podemos sentir lo mismo que sentimos en el momento real. En ocasiones es el único consuelo cuando no tienes claro que esos maravillosos instantes vuelvan a repetirse. besitos guapa y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Qué recurso más estupendo para coger el sueño, revivir un viaje tan maravilloso! Me encantan las fotos de los pelícanos y los momentos tan románticos que describes! Seguro que dormiste placenteramente!

    ResponderEliminar
  3. Fantástico viaje y que buenos recuerdos transmites.
    Felicidades por hacerme participe de tus viajes, tus sentimientos y vivencias.
    Espero que sigas con esa vitalidad e ilusión siempre y nos lo transmitas.
    Querida Nica, en la vida hay personas que transmiten vitalidad, positivismo y ganas de vivir. Pues tu eres una de ellas.
    Gracias por estar ahí.

    Tu fiel seguidor masculino.

    ResponderEliminar
  4. Ay, Nica, así da gusto tener insomnio!!!
    Me ha encantado tu entrada; por cierto yo también soy "caravanera" :-)

    ResponderEliminar
  5. Gracias chic@s! Como ya sabeis, vuestros comentarios significan mucho para mi.
    Querida Conchy ¡¡que razón tienes!! Como nadie nos garantiza volver a pasar por tan maravillosas experiencias lo mejor es teletransportarse y abusar de los poderes de la mente. Un besazo preciosa mia.
    Milena, guapa, gracias por pasarte por aquí, me alegro que te haya gustado y espero impaciente tu próxima entrada.
    Querido seguidor, gracias a ti también, me alegro de transmitirte tantas cosas bonitas.
    Yolanda, hija, tus creaciones me tienen enamorada. Me encanta que seas caravanera. Igual nos encontramos un día por algún paraje exótico. Por qué no????
    BESAZOS.

    ResponderEliminar
  6. Nica, casi no llego a felicitarte la Navidad, pero si, feliz Navidad en compañía de tu familia y de esas maravillosas amigas que tienes. Un beso y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por llevarme contigo en tu viaje! Que linda aventura! Y gracias por tus comentarios, ya sabes que aquí tienes una segura seguidora! Bsss y FELIZ AÑO!
    Y repito: que pedazo de viaje tan increíble!
    www.clubmujeresreales.blogspot.com

    ResponderEliminar

Un comentario tuyo es la mejor recompensa. Gracias ;)