miércoles, 29 de abril de 2015

SIN MÁS PRETENSIÓN


Hay  un escrito circulando por las redes desde hace tiempo que se atribuye a Meryl Streep. No se si pertenece realmente a ella pero me ha gustado mucho leerlo en este momento de mi vida y ha cobrado para mi un sentido muy especial. Se titula YA NO TENGO PACIENCIA y dice:
"Ya no tengo paciencia para algunas cosas, no porque me haya vuelto arrogante, sino simplemente porqué llegué a un punto de mi vida en que no me apetece perder más tiempo con aquello que me desagrada o hiere. No tengo paciencia para el cinismo, envidias, críticas en exceso y exigencias de cualquier naturaleza. Perdí la voluntad de agradar a quién no agrado, de amar a quién no me ama y de sonreír para quién no quiere sonreírme. 
Ya no dedico un minuto de mi tiempo a quién miente o quiere manipular a mí misma o a otras personas. Decidí no convivir más con la pretensión, hipocresía, lo superficial, la deshonestidad y elogios baratos. No consigo tolerar la erudición selectiva y la altivez académica. No me ajusto más con la barriada o el chusmerío.
No soporto conflictos y comparaciones. 
Creo en un mundo de opuestos y por eso evito personas de carácter rígido e inflexible. En la amistad me desagrada la falta de lealtad y la traición. 
No me llevo nada bien con quién no sabe elogiar o incentivar a las personas. Las exageraciones me aburren y tengo dificultad en aceptar a quien no gusta de los animales.
Y encima de todo ya no tengo paciencia ninguna para quién no merece mi paciencia"


Se que tengo mucho que aprender, estoy en un momento vital en el que valoro más que nunca las cosas pequeñas, deseo rodearme de positividad y seguir respirando esta felicidad hasta ahora desconocida: la que te regala un hijo con cada mirada, con cada sonrisilla pícara, con cada nuevo gesto que le descubres o cuando ves el amor que despierta en tus seres queridos. A la vez siento que mi amor se multiplica, no sólo por él sino por mi familia, por mis amigos, por su papá.
Y no hay felicidad más absoluta que disfrutar de la explosión de vida que nos regala cada día esta primavera que huele más que nunca a belleza. Jamás había disfrutado tanto de la naturaleza, de los paseos al sol, del mar, de los colores del campo salpicado de flores.
La semana pasada estuvimos unos días en la montaña, en una pequeña casita que hizo mi padre con sus propias manos. Lo más modesto del mundo, diminuta y decorada con muebles de segunda mano y con los cuadros de mi madre que siempre quiso pintar y por fin está haciendo sus primeros pinitos.
Allí disfrutamos  de los mimos de los abuelos, de la comida de mi madre y de las risas de mi niño.
Di largos paseos, dormí siestas interminables con mis cachorrillos y nos deleitamos viendo a mi padre sembrar en su huerto los tomates que nos comeremos este verano.
Nuestros árboles frutales están ya en plenitud primaveral.

El manzano en flor.


 El Cerezo.

Y las lilas a punto de abrir.


Conocimos a la señora Gracia que tiene más de 80 años, vive sola rodeada de montañas por elección y tiene un fantástico jardín de tulipanes.

Y hablando de tulipanes me encantó ver estos cuyas semillas compré en Ámsterdam para mi madre hace siete años y siguen floreciendo cada primavera.

Disfrutar de lo que te da la vida, ver la belleza en lo más pequeño, poner los cinco sentidos en el día a día, es mi único propósito. Quiero vivir esta etapa de paz gozando de los momentos que trae. Amamantar a mi hijo, dormirlo en mis brazos, disfrutar de las caricias de su padre, de la mirada cómplice de mis amigas, de los elogios de sus abuelos, de los encuentros con sus primos. Absorber cada segundo para poder rememorarlo el resto de mi vida. Sólo aspiro a eso, a ser consciente de la grandeza del momento y permitirme vivirlo feliz. Sin más pretensión.
 
 

11 comentarios:

  1. Yo creo que la felicidad se compone de pequeños detalles que se dan día a día, de momentos fugaces que tenemos que atrapar para que sean eternos. Disfruta de tu felicidad, y que sea eterna.

    ResponderEliminar
  2. Habíamos leído ese texto y lo suscribimos letra por letra.
    Hay que simplificar la vida y llenarla de buenos momentos y gratas compañías!
    Muchos besos y feliz noche

    ResponderEliminar
  3. Tú lo has dicho..."disfrutar de la grandeza del momento que estás viviendo"...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Gran verdad. Espero disfrutes muchos de tus momentos y juntos nos rodeemos de esas personas q valen la pena.
    Te quiero Nica

    ResponderEliminar
  5. Tus pretensiones son las más grandes Nica y las que más satisfaciones dan
    ...Esas pequeñas cosas nos regalan momentos únicos que nos llenan de felicidad, sigue disfrutando de ellas.
    Guapo Albert y precioso el huerto de tu padre. Ya estamos también preparando el nuestro que este año es nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pequeños detalles que hacen grande la vida!!!
    Un besazo domi!!

    Marimar

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Nica, cada entrada tuya es una emociòn intensa. El texto que describes no lo conocìa pero lo hago mìo ahora contigo. Subrayo eso de "Ya no dedico un minuto de mi tiempo a quién miente o quiere manipular a mí misma o a otras personas... no convivir más con la pretensión, hipocresía, lo superficial"
    Me encanta como eres, porque sabes valorar lo màs auténtico de la vida, eso que tiene realmente importancia como los sentimientos, las personas cercanas y la naturaleza que nos regala maravilla diaria.
    Un beso enorme Nica envolviendo contigo a tu precioso peque :)

    ResponderEliminar
  8. Hay que estar para lo que consideramos verdaderamente importante por pequeño, simple y sencillo que sea. Todo lo demás da igual. Besos Domi.

    ResponderEliminar
  9. Qué bien lo describes, nada como disfrutar de las cosas sencillas con todos los sentidos bien abiertos...
    Feliz día de la madre, querida Nica.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. que bonito disfrutar de lo simple yo acabo de llegar del huerto que el papa esta malito y hay que cuidar su huerto y ademas me he traido una cantidad de flores y romero que animas a cualquiera
    besss

    ResponderEliminar
  11. Que lo paséis bien...nosotro iremos a ver los cerezos al Valle que ha cambiado el blanco por el rojo ;))
    Besos.

    ResponderEliminar

Un comentario tuyo es la mejor recompensa. Gracias ;)