domingo, 22 de enero de 2012

LAS PERIAS SE VAN DE BAÑOS


"Un amigo es aquel que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere" Elbert Hubbard.


Ayer fue un día estupendo. Había encuentro periuno, lo cual siempre es altamente reconfortante para cuerpo y espíritu.
Mis perias son mis amigas del alma, nos conocimos hace veinte años cuando estudiábamos aquello que antes se llamaba BUP y fue como un encuentro místico entre cinco almas gemelas que nunca más se separaron... Siempre hicimos gala de una bendita inmadurez que nos hizo ser "non gratas" en algún que otro distinguido círculo de chicas guays, porque ya se sabe que a esa edad lo que se lleva es ser súper madura. Nosotras estábamos todo el día diciendo chorradas y riendo sin parar, con lenguajes inventados, con nombres inventados, con personajes inventados...
No creas que los años nos han cambiado demasiado. Porque, si bien es verdad que el tiempo ha pasado, que la vida nos ha dado algún que otro disgusto, que hemos asumido responsabilidades y que nos hemos hecho mujeres de provecho, no es menos cierto que cuando estamos juntas vuelve a brillar esa bendita locura y sale nuestra parte auténtica, la de verdad, sin aditivos.
No puedo explicarte lo que es ser peria. Sólo te diré que para nosotras es mucho más que formar parte del club más selecto del mundo.
Las necesito. Porque mi vida no sería igual sin nuestros encuentros, sin nuestras charlas hasta el amanecer, sin nuestros gabinetes de crisis, sin nuestros peria's night, sin nuestros viajes, sin la posibilidad de aliviar mis penas y de compartir mis alegrías con ellas. Saben exactamente quien soy, conocen mi vulnerabilidad y me levantan cuando me caigo.
Te las presento: Arama es divina y sibarita. Me asesora con sinceridad y siempre me descubre unos sitios maravillosos. Luca es la distinción, la inteligencia y la belleza. Maes es mi mentora, Maestra absoluta de sabiduria. Ditux es mi coherencia, mi fin del sufrimiento, mi allanadora de caminos.
Ya ves que no pararía de hablar de ellas, pero la intención de este post era descubrirte el maravilloso plan del que gozamos ayer.
Todo empezó con un paseo por El Born que se ha transformado en los últimos años para convertirse en unos de los barrios mas de moda de Barcelona. Hacia el este de las Ramblas en el otro extremo de la Vía Laietana su laberinto de callejones antiguos está lleno de bares de tapas y cócteles modernos, restaurantes iluminados por velas y boutiques de moda. Reza un dicho muy nuestro: "Gira el mon i torna al Born" (que viene a significar que pasees por el mundo pero que vuelvas siempre a este barrio. Para mi es del todo verdad).
Pasamos cerquita de la encantadora calle dels Petons (de los besos) e hicimos una parada para admirar la sorpresiva belleza del convent de St Agustí. Convertido en centro cívico, abierto al barrio y dinámico, especializado en el fomento de arte emergente y vinculado a la música y a las nuevas tecnologías. Es un lugar vivo de gran belleza arquitectónica y mayor encanto.


Enseguida hicimos la primera parada para repostar en Bocamel, un acogedor café en el Carrer Comerç que pone a tu disposición placeres dulces y salados con ingredientes de primera y elaboración propia. Pan, bombones, cupcakes, muffins... y una lista interminable de delicias.


Después de un rico cafetito con buen acompañamiento, una enorme puerta al bienestar se abría para nosotras:


Teníamos reserva en AIRE DE BARCELONA. Los baños árabes de la ciudad.




Restauración fidedigna de unos antiguos baños árabes. Ofrece un recorrido por aguas a diferentes temperaturas, que alternas con baños de vapor en el hammam, con la flotación en el agua salada o el relax absoluto en el enorme jacuzzi. Y que para colmo de placer puedes complementar con un buen tratamiento corporal. Todo ello aderezado constantemente con te y agua de pomelo.
Nos encantó relajar cuerpo y mente en tan embriagador espacio. Aunque a decir verdad nos costó algo cumplir uno de los requisitos fundamentales: el silencio. Porque mientras emitíamos constantes onomatopeyas de placer al sumergirnos en las aguas calientes, Arama nos deleitaba con una ponencia única sobre las múltiples propiedades del aceite de argán que acabó con el pacto (que surgió de la manera más natural) de programar inmediatamente un viaje periuno a Marruecos para traernos aceite de argán en cantidades industriales que debe servirnos de aquí a la tercera edad para que nuestros escotes, cuellos y cabellos permanezcan erguidos, brillantes y luminosos. (Adoro a estas chicas!!!).
Las aguas nos dieron hambre, así que tras un breve proceso de divinización en el vestuario de los baños (que dicho sea de paso está absolutamente dotado de todo lo imprescindible) abandonamos el lugar y caminamos en dirección al garito elegido para comer:




Un restaurante Mexicano súper de moda, que nos encanta. Por sus platillos exquisitos, por su atmósfera desenfada y por su decoración absolutamente Kitstch (está bien, algo también tienen que ver sus mojitos a 3'50. Las perias adoran un buen mojito).


El postre lo tomamos en Alsur Café. Consistió en unos ricos alfajores de chocolate. Envueltos en la atmósfera relajante y distinguida que siempre te ofrece esta cafetería - tetería.



Que no puede encontrarse en un lugar más privilegiado, justo enfrente de esta perla modernista  Patrimonio de la Humanidad que es el Palau de la Música.



Vuelta al Born, aproximación al Paseo de Gracia, confidencias sin fin... Se nos hacía tarde y yo tenía cena y nada de tiempo para un retoque. Un paseo por Sephora lo arregló de un "brochazo" que complementó en un increible golpe de suerte, un amable peluquero que se ofreció, él solito, para ponerme estupenda en cinco minutos. Salimos con alguna adquisición y algún nuevo fichaje de ese templo de la cosmética que cuando viviamos en New York llamábamos "El Spa". Porque teniendo la gran suerte de estar nuestro apartamento tan próximo a Times Square siempre hacíamos una visita al Sephora de Times (que cerraba a horas intempestivas) justo antes de llegar a casa... Allí lo probábamos todo, nos poníamos cremitas y no siempre comprábamos pero siempre salíamos divinas y relucientes.

Antes de la despedida nos hicimos un té en Cornelia & Co, lugar que se define a sí mismo como "una charcutería en la que encontrar pan, una destacada bodega en la que, por supuesto puedes tomar te. Una carnicería en la que encontrar marisco del día y una boulangerie en la que puedes tomar pasta fresca elaborada por un artesano que da un nuevo sentido al origen italiano".

En la mesa de al lado teníamos nada menos que a cinco viejitas divinas que olían a laca y a Chanel nº 5 y que acompañaban su conversación con unos maravillosos Gin Tonics. Nos vimos totalmente reflejadas en ellas y  nos trasladaron al año 2050, cuando seremos nosotras las que olamos a laca y a Chanel y tomaremos Gin Tonics a las 8 de la tarde, hablando de temas diferentes pero siempre interesantes, y por supuesto
JUNTAS.




9 comentarios:

  1. Nica, vaya planazo. Es una suerte tener amigas cómplices confidentes divertidas e insustituíbles, esas personas que son imprescindibles en nuestras vidas. Me ha encantado, como siempre, lo que has escrito. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Nica, cariño, me encantaría verte en el 2050 con tus amigas y el gin tonic, o por lo menos, leer al día siguiente el post que nos lo contara "casi todo", que me tienes enganchada a tu blog!
    Enhorabuena por tener amigas con las que disfrutar de semejante planazo
    besos
    Yolanda
    crealaluna-artesania.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que solo con leerte, es como si una misma hubiera vivido la experiencia... ;).
    Enhorabuena de nuevo por tu creatividad, exquisitez al escribir y ser como eres. Vivan las Perias! Love. Carmen T de Dann.

    ResponderEliminar
  4. Al habla Maes!
    Los lugares visitados fueron geniales pero nada sería tan maravilloso sin esas compañeras de camino que hacen que hasta lo más sencillo parezca imcomparable.
    Porque nos respetamos, nos comprendemos y sobretodo nos queremos hasta el infinito...
    Sus amo perias! MAESTRO

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla de baño -jeje, baño en todos los sentidos! Seguro que en 2050 por allí estaréis con los gin tonics ;-) Me encanta el Born y me encanta Barcelona... y leyéndote más aún... Petonets

    ResponderEliminar
  6. Yo también quiero ser amiga tuya y pasear contigo por Barcelona que me encanta! así que te sigo en este blog tan chulo.
    Bss Cristina Huarte

    ResponderEliminar
  7. Faaaaaaannnnnnnnn! Nikita que ganas tenía de una aventura nueva! Me ha encantado volver a pasear por Barcelona contigo! Y lo de las viejecitas! Hay un lugar en Madrid (Ten con Ten) al que suelo ir con mis amiguitas que por la tarde siempre está lleno de señoras maravillosas que toman su coctel… Y pensamos lo mismo que vosotras, JUNTAS! Me ha encantado el grupo de las “perias” con ese código que nadie entiende y que es absolutamente único… Y los baños, y el restaurante mexicano, y los mojitos, y el peluquero y……….MARAVILLOSO POST! BSSSSSS A LAS PERIAS!
    www.clubmujeresreales.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Que día más apetecible, el baño, el restaurante mexicano, el paseo, los gin tonics... y qué bueno compartirlo con amigos.

    ResponderEliminar
  9. Buenos dias,
    Acabo de descubrirte gracias al genial blog de Idoia y no he podido pasar por aqui sin antes hacerme seguidora..yo soy de Barcelona y me has descubierto sitios maravillosos.
    Desde hoy aqui me tienes :):):)
    Si te apetece te invito a visitar mi blog de complementos hechos y diseñados por mi con mucho cariño:
    http://lasmilyunacuentas.blogspot.com
    Espero que te gusten.

    Besitos

    ResponderEliminar

Un comentario tuyo es la mejor recompensa. Gracias ;)