miércoles, 19 de septiembre de 2012

LOS PAJARRACOS CONTRAATACAN.



Otra vez tuve el placer de disfrutar del ARTE y la genialidad de estos dos amigos: descarados, granujas, irreverentes, geniales, artistazos de la cabeza a los pies.
Yo soy más sabinera a pesar de que no me siento tan identificada con nada en el mundo como con aquellas frases de Joan Manuel: "Quizá porque mi niñez sigue jugando en tu playa, y escondido tras las cañas duerme mi primer amor, llevo tu luz y tu olor por donde quiera que vaya..." nací en el Mediterraneo, que le voy a hacer.
Sin embargo a Sabina me une una especie de amor incondicional. Siento que ha estado ahí, acompañándome, en un montón de etapas vitales. Pronto encontré en sus letras la profundidad, la genialidad y el descaro de quien ha vivido como le ha dado la gana y tiene herramientas para expresarlo. Visualizo la primera vez que lo escuché conscientemente, aun iba a la escuela y alguien me dejó un cassette de "Física y química" me enamoré para siempre de "La chica Almodovar" de "Y nos dieron las diez" y de "Peor para el sol".
Mis años de instituto los bailé a ritmo de rap asombrada por cómo alguien pudo escribir el rap más brillante para decir, en realidad, que no lo soportaba... Y después vino su "íntima enemistad" con Fito Paez y su "Llueve sobre mojado" ¡Cuanta obra de arte!
Y justo cuando me enamoré de verdad llegaron "19 días y 500 noches" y Sabina escribió su oda al enamoramiento:
Ahora que tengo un alma
que no tenía.
Ahora que suenan palmas
por alegrías.
Ahora que nada es sagrado
ni, sobre mojado,
llueve todavía.
Ahora que los sentidos
sienten sin miedo.
Ahora que me despido
pero me quedo.
Ahora que tocan los ojos,
que miran las bocas,
que gritan los dedos.

Salió bien, y mi boda acabó bailando al compás de Sabina y Chavela: "Que todas las noches sean noches de boda que todas las lunas sean lunas de miel".
Así que cuando voy a verlo siento la alegría de reencontrarme con un ser verdaderamente querido.
El concierto fue un exitazo: aforo completo en el Palau Sant Jordi que se entregó y se puso en pie en su totalidad premiando a estos dos amigos que demostraron seguir siendo compositores geniales y seres generosos y agradecidos, que se quieren, que se admiran y se complementan a la perfección.
Dice Sabina que en la voz aterciopelada de Serrat "La Magdalena" no parece ni Puta, y yo creo que en la voz quebrada de Sabina las "Paraules d'amor" no suenan tan inocentes.
Bendito binomio que por muchos años nos premie con su ácida brillantez, con su arte y su descaro.

lunes, 10 de septiembre de 2012

EL PERFUME


Con 14 años el niño que me traía loca me hizo una revelación: nada le gustaba más que el perfume de su madre.
Se trataba del mítico Coco Chanel y a mi me faltó tiempo para irme a la perfumería y regalárselo a la mía. La finalidad: ponérmelo yo y sorprenderlo. Ahora que lo pienso ¡Vaya tela! no querría yo por nada del mundo que mi amore se acordara de la madre cada vez que se me acerca (aunque la madre, quede claro, es una santa llena de virtudes).
Me consuelo pensando que sólo tenía 14 años y que el único aporte que hizo a mi vida el muchachín en cuestión fue llevarme hasta mi adorado perfume.

Mi madre es mucho más de fragancias frescas y nunca acabó de identificarse con un perfume tan intenso. En cambio a mi me pareció totalmente diferente a todo lo olido hasta ese momento, me resultó un aroma enigmático, envolvente, distinguido... me embaucó y nunca más dejé de usarlo. 20 años después siempre va un frasco de Coco donde va servidora.



Coco Chanel fue una niña pobre con ansias de afecto a la que, según ella misma, salvó el orgullo. Amante de crear y con ansias de liberar a la mujer, la deshizo de incómodos corsés y florituras; la puso cómoda, atractiva, distinguida, como ella misma era. Su figura es tan atrayente y hechizante como su fragancia.


Y ahora, en septiembre, justo cuando estoy a punto de cumplir años y todo el mundo me pide pistas sale a la venta el nuevo Coco Noir que según Jacques Polge, creador de los perfumes de la maison, es una fragancia oriental con un toque fresco. Frescor en la primera impresión, corazón de jazmín, flores blancas, narciso... Fondo amaderado con toque de almizcle e incienso.
Dice el "nariz" que le ha salido "un oriental europeo inspirado en Venecia como puerta de oriente"
¿Oriental? ¿Inspirado en Venecia? ¿Con fondo de almizcle e incienso y corazón floral? Pues ahí tenéis la pista: ¡Lo quiero ya!

Decía Coco: "la moda pasa, el estilo permanece"
Añado: el perfume también permanece y tiene poderes mágicos como el de transportarte, el de recordarte al ser amado, el de mejorar tu estado de ánimo y hacerte sentir más atrayente, agradable y segura.

Lo dicho... Ahí está mi pista.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

BLASFEMIA

Había una vez en un suburbio de Islamabad en Pakistan una niñita muy pobre que salió a buscar papel para ayudar a sus papás y que pudieran usarlo como combustible. Parece que entre ese papel que recogió de la basura se encontraban unas páginas de un libro sagrado en un país donde las escrituras son sagradas pero los niños no. Un Imán que es una autoridad religiosa muy importante decidió entregarla a la policía, según él, para evitar todas las represalias que emprendería contra ella el gentío sabedor del gran pecado que acababa de cometer.
La niña pertenecía a la minoría cristiana en un lugar de mayoría islámica... En realidad la niña nunca pudo elegir si sería de uno u otro bando porque eso son cosas que a los niños como ella no suelen importarle demasiado.


Se llama Rimsha y se encuentra en una cárcel de alta seguridad desde el 18 de agosto acusada de Blasfemia por quemar algunas páginas del Corán.
A medida que hemos sabido más de ella nos hemos enterado de que verdaderamente no sabe leer ni escribir, los médicos han confirmado que padece una discapacidad intelectual, con lo que se anula cualquier posibilidad de intencionalidad de blasfemar. También que ese piadoso Imán, ahora detenido, fue en realidad quien introdujo las páginas del Corán en la bolsita de nylon de la niña, y posteriormente la entregó a la policía.
Pero todo sigue igual: Rimsha en la cárcel, su papá pidiendo perdón públicamente por la conducta de su hija y toda su familia y centenares de familias cristianas huyendo por miedo a represalias.

Pensar en Rimsha me eriza la piel. Imagino a una niñita asustada en un entorno hostil, incapaz de entender qué sucede, por qué está en un lugar desconocido y desagradable, por qué sus papás no la acompañan y nadie calma sus temores. Los problemas de comprensión, de orientación y de relación derivados de su discapacidad no la ayudaran a asimilar la situación en la que se encuentra y no han movido ni un ápice la compasión de las autoridades de un país cuya misión más sagrada debería ser velar por los más vulnerables.

Sueño con el día en que las personas con discapacidad puedan tener plenos derechos. Con el momento en que todas las organizaciones pro derechos humanos puedan cumplir su función y la clase política se caracterice por defender la dignidad de las personas. Sueño con el maravilloso día en que todos los niños del mundo puedan tener infancia.

domingo, 2 de septiembre de 2012

SEPTIEMBRE

"Si la inspiración no viene a por mi salgo a su encuentro a la mitad del camino" Segmund Freud.

A la vuelta, después de unas benditas vacaciones entre el vientecillo de Tarifa y los acantilados de Portugal. Tras experimentar el éxtasis del marisco fresco y una buena botella de vino, tras descubrir las bondades de ese deporte en auge que se llama Paddle surf ideal, en su variante más tranquila, para personas contemplativas y poco amantes del riesgo como yo.



Remo por un precioso estuario entre la desembocadora del río Mira y el Océano Atlántico, un montón de peces nadan bajo mi tabla. Veo playas de arena dorada y al fondo un pueblito blanco llamado Vila Nova de Milfontes (princesita del Alentejo) y ese se convierte en uno de los momentos más especiales de mis vacaciones, el que evocaré mil veces, cuando el estrés vuelva a apoderarse de mi vida.

Vuelvo a escribir después de un periodo de crisis de inspiración que me tenía algo preocupada... Pero septiembre despierta mis sentidos, mis ganas de hacer planes, mi lista de proyectos. Nací en septiembre y renazco cada año en este mes que marca el retorno y el punto de partida.
Así que bienvenido  septiembre con nuevas ilusiones y mucho por hacer. 
Con ganas de patear Barcelona, de aprender idiomas, de retomar el pilates, de ir a conciertos y exposiciones.




De viajar, leer, y hacerme algún tratamiento de esos que te renuevan el cuerpo y el alma.


De descubrir tendencias, de plantarme unos zapatos con tachuelas y  abrirme a nuevos aromas.


De husmear en rincones desconocidos y estrenar locales como los de Albert Adrià (el hermanísimo) con delicias peruanas y mexicanas,  pendientes de inauguración en Barcelona.
Vuelvo a casa y a la blogosfera mientras me doy cuenta de lo mucho que echaba de menos abrir esta ventanita.

FELIZ SEPTIEMBRE. FELIZ RETORNO.